domingo, 14 de octubre de 2018

Gorbeia Parke Naturala / Parque Natural Gorbeia

EUS/

Gorbeia Parke Naturala eta norbait maitagarria izateko gaitasuna.

Parke natural paregabea da bai, Gorbeako parke naturala. Leku ederra non basoak, ibaiak, gailurrak, eta galtzera deitzen gaituzten lekuak, etxera ez bueltazteko gogoak ematen gaituena. Zalantzarik gabe maitemina sortzen duen tokia eta etxetik hurbil duguna. Alabaina, Arabako Foru Aldundiarekin bosgarren irteera honetan, leku magikoa hau solik ez gaitu maitemindu, gurekin ibili den gizakitxo bat ere gure bihotza irabazi du.

Gure deia beste batzuetan bezala izan eta gero, oraingoan, ATECE berenganatutako garun kalteen elkartearen zenbait kide, Itxaropena ikusmen urria duten pertsonen elkarteko beste zenbait eta Down Araba elkarteko neska atsegina; goiz oso ona eman diguna; etorri ziren.


Sarria herritik hasi ginen Parketxerako norabidean, baina hona iritsi aurretik Txintxularra igotzeko desbideraketa egin genuen. Jende askorik ez dabilen tontorra da hau eta helduentzako eta haurrentzako eskuragarria dena. Arabako isurialdeko Gorbea parkearen berezkoak diren basoak eta larreak zeharkatuz.

Talde hau lagunak, laguntaileak, erabiltzaileak, umeak, familiartekoak eta gure gidatzaile eta bolondresak osatu zuten. Azken hauek gero eta talde handiagoa sortzen dute eta ingurunea aldatu behar izan gabe, mendiaren eskuragarritasunean laguntzen dute.

Solasaldiak, barreak, estropezuren bat, eta oro har, oso giro ona, goizeko orduetan hotz piska eta tenperatura atsegina azken uneetan.


Hemen, pertsonak bere egoera garbian ezagutzen dugu elkar. Hemen familiak, erabiltzaileak eta guk, denak garen moduan azaleratzen gara, sekreturik ez dago, ez gorrotorik ez beldurrik, ez ta ezer eskutatzeko beharrik ere. 
Hemen, gure artean, bizitzan gertatutakoak elkarbanatzen ditugu; gure egoeraren zergatia, urte gutxitan gertatu diren aldaketak, istripu baten ondoren edo gaixotasun baten ondoren edo, besterik gabe, zoriaren ustekabeko aldaketa baten ondoren bizi izandakoa kontatzen dugu elkar.

Berriro ere persona zoragarriak ezagutu ditugu, oinaseak jasan dituztenak, sufritzen jarraitzen dutenak eta seguraski pairamenekin jarraituko dutenak. Bizitza berri bat onartu behar izan dute eta ziur ere, egoeren alde positiboa ikusten eta barneratzen jakingo dutenak. Batera heldu garen leku hauetara iristera ahalbidetu izana eskertzen gaituzten bihotz zabalak, zeinek bertara iristea posible zenik ikusten ez zutenak. Lehenago negar malkoak zirenak orain barreak dira. Irribarre hauen partedun sentitze gara, piskat errudun behintzat…
Eta, aldi berean, Down sindromea duen neska baten xalotasun hutsa ezagutzen dugu, gatibatu gaituena eta bihotz apur bat lapurtu diguna.
Ezgaitasuna deritzote? Maitemindu, liluratu eta hainbeste alaitu gaituen lañotasun on eta garbiak dituen persona batek ezgaitasuna duela ezin dugu esan. Ezintasun batzuk izan ditzake eta horrek ez digu axola. Guretzat garrantzitsuena zera da, neskatoa ezagutu eta minutu gutxiren buruan bera adoratzeko gaitasun handia, bera ondoan izateko gogo ikaragarriak, inolako gaiztakeri gabeko begirada garbi hori sentitzea, eta ozta ozta zure izena ahoskatzen entzutea…


Zenbat istorio ... hainbat bizitza ... zenbat esperientza, guztiak sinestezinak.
Gutxienezkoa mendia, ahalegina, Joëlette aulkia, gidatze barrak ... nabarmentzekoa bizipen desberdinak bizitzeko gogoak dituzten bihotzak, erabateko normaltasunez. Beraientzat normaltasuna ez dago oso eskuragarri, behinik behin ezinezkoa. Ezgaitasunik ez duten edo trebetasun ezberdinak dituzten pertsonek daramagunari normaltasuna deitzen badiogu.

Arabako Foru Aldundiko turismo saileko lankidetza proiektuaren bosgarren irteera, hainbeste  betetzen gaituen proiektua amaierarik ez izatea nahiko genuke. Eta amaitu eskero, berriro ere ekingo diogu itxaropen gehiago, mendi gehiago, pertsona zoragarri gehiago eta gaitasun sinestezinagorekin; maitemintzen, animatzen eta arrapatzen gaituzten bihotzak pizten.





CAS/

El Parque natural de Gorbeia y la capacidad de alguien para enamorarte.

Es un parque natural si, el parque natural del Gorbea. Precioso lugar con sus bosques, ríos, cimas, lugares donde perderse y no querer volver a casa. Sin duda un lugar del que te enamoras y que además lo tenemos cerquita de casa. Pero en esta quinta salida con la Diputación foral de Álava, no solo nos ha enamorado este mágico lugar, sino que nos ha enamorado una personita que por él ha estado caminando junto a nosotros.

La llamada ha sido la misma que en otras ocasiones. Esta vez han acudido varios miembros de la asociación ATECE (asociación de daño cerebral adquirido de Álava, Itxaropena (personas con baja visión) y una simpática niña con síndrome Down de la asociación Down Araba con la que hemos pasado una muy buena mañana.


Comenzábamos desde el pueblo de Sarria en dirección al Parketxe del Gorbea, pero desviándonos antes de llegar para subir al monte Txintxularra. Cima muy poco transitada, asequible para adultos y niños, y atravesando bosques y praderas típicas de la vertiente alavesa del parque del Gorbea.

Al grupo se unían acompañantes de los usuarios, acompañantes de los acompañantes, niños, familiares y nuestro cada vez más nutrido grupo de guías y voluntarios que una vez más han hecho la accesibilidad del monte posible sin modificar este para nada.

Charlas, risa, algún tropezón, pero en general muy buen ambiente, fresco a primeras horas de la mañana, pero agradable en sus últimos momentos.


Aquí se conocen a las personas en estado puro. Aquí se abren en canal usuarios familiares y nosotros mismos porque aquí no hay secretos, no hay rencores ni miedos ni nada que ocultar.
Aquí nos contamos la vida, el porqué de nuestra situación, los cambios habidos en pocos años, o en pocos segundos después de un accidente, una enfermedad, o simplemente después de un cambio inesperado del destino.
Una vez más conocemos gente maravillosa que ha sufrido, que sufre y que seguramente seguirá sufriendo. Personas a las que les ha costado asimilar su nueva vida y que estamos seguros lo harán y le sacarán el lado positivo a todo. Corazones que se abren y te agradecen poder estar en esos momentos en un lugar donde solos o solas no podrían llegar, ni imaginárselo. Sonrisas que poco tiempo atrás eran lágrimas. Esas sonrisas de las que nos hacen sentirnos participes o por lo menos un poco culpables…
Y al mismo tiempo conocemos la inocencia pura de una niña con síndrome de Down que nos ha cautivado y nos ha robado un trocito de corazón.
¿Dicen discapacidad? No. No podemos decir que una persona tiene discapacidad cuando nos ha enamorado, cautivado, alegrado y nos ha hecho ver tanta inocencia sana y pura. Puede tener alguna discapacidad, seguramente, y nos da igual. Pero tenemos que quedarnos con la grandísima capacidad que esta niña tiene para adorarla a los pocos minutos de conocerla, y para querer llevártela a casa solamente para que se te quede a tu lado, te mire con sus ojitos limpios y puros de cualquier tipo de maldad, y pronuncie de forma casi irreconocible tu nombre.


Cuantas historias...cuántas vidas… cuantas experiencias todas ellas increíbles.
Lo de menos es la montaña, el esfuerzo, la silla Joëlette, las barras direccionales… nos quedamos con todos los corazones deseosos de vida de experiencias diferentes, de normalidad entre comillas. Normalidad que para ellos es poco asequible o imposible, si llamamos normalidad a lo que llevamos las personas sin discapacidad o con capacidades diferentes.

La quinta salida del proyecto de colaboración con el departamento de turismo de la Diputación Foral de Álava, nos está aportando tanto que no queremos que se termine. Y si lo hace, comenzaremos uno nuevo con más ilusión, más montañas, más gente maravillosa y más capacidades increíbles para cautivar, enamorar y cambiar vidas animando corazones.



Pincha aquí para ver todas las fotos


martes, 25 de septiembre de 2018

VASCO-NAVARROREN BIDE BERDEA ETA ISUSKITZA MENDIA / VÍA VERDE DEL VASCO NAVARRO Y MONTE ISUSKITZA

EUS/

Arabako Foru Aldundiaren turismo sailarekin batera naturan burututako laugarren irteera honek asebete utzi gaitu berriro ere.

Bolondres, gidari eta laguntzailez osatutako talde handia bildu zen Irailaren 16an, Vasco-Navarroren bide berdearen ibilbidean programatutako irteera osatzeko.

Vasco-Navarro trenbidearen bide berdea Gipuzkoako Bergara eta Nafarroako Lizarra herriak lotzen ditu. Trenbide estuko tren honek Arabako Lautada, Arabako mendialdea eta Lizarrako lurraldeak zeharkatzen zituen.

Gasteizko inguruetatik igarotzen den tartea oinezkoentzako eta txirrindularientzako egokituta izan zen eta natura ingurune paisai ederrak gozatzeko aukera ematen digu, baina zati batzuk ez dira mugikortasun urria duten pertsonentzat eskuragarriak. 

Gure gidariei, bolondresei eta iada ikasiak garen mendiko gidatze-tresnei esker, bide berdearen zatietan irisgarritasuna ezarri dugu. 

Baina mendizaleak garenez eta bide berdeari zirrara apur bat eman nahi genuenez, bidea pixka bat hautsi genuen.


Landa inguruetatik, antzinako geltokia igaro ostean, ibilaldi eder hau utzi eta Isuskitxa mendiaren igoera hartu genuen. Sorgin-filmak, magoak eta izaki mitologikoak gogorarazi zizkiguten pagadi eta basoak zeharkatuz.

Isuskitxaren gailurratik  igaro ondoren, Ullibarriko urtegiaren irudi zoragarria gure aurrean izan eta gero Vasco-Navarroren bide berdetik berriro ere abiarazi ginen,hasierako tartea berrezkuratuz, autoetara heldu arte.

Gidak, boluntarioak eta bidelagunak zenbatuta hirurogei lagun guztira, Itxaropena, Begisare, ATECE eta Aspace elkarte ezberdinetatik.

Alde batetik, bi Joellete aulki, bi bidaiari bereziekin. Gianluca, 8 urte besterik ez dituela, bere irribarrearekin liluratu egin gintuen eta beste haur batzuen iruzkinei arreta berezia jarri zizkion; eta Carlos, bere familia eta lagunekin batera, taldeko kide batzuei hitz ederrak eskaintzen zizkien, une xelebreak bizitzeko aukera eman ziguna.

Bestetik, ikusmen urria eta itsutasuna duten pertsonei zuzendutako 5 gidatze barra. Itxaropena itsu elkartearen kide den eta beste irteera batzuetan elkarrekin ibili garen Oierrren ahalegina azpimarratuko dugu oraingoan. Ukimenaren bidez magiazko baso honetan zeuden zuhaitzen tamaina “ikusi” ahal izateko ahalegina egin genuen, eta baita lortu ere.


Beste gidatze barra batean, eta ikusmen arazoak izan ez arren, Iñaki zijoan. Montes Solidariosen beste ohizko partehartzailea da. Duen emiplegiagaitik euskarri moduan barra erabiltzen du, horrela, bere bidez ibili ahal izateko.

ATECEren bazkide honen ahalegiak goraipatzekoak izan ziren, egindako ia 9 kilometroetan, grinari ezker, berriro ere, mendiak harri-koskorra bihurtu ahal direla eta ezgaitasunak leundu ahal direla erakutsi zigun. 

Gure bolondres taldearen artean, eskarmendu handiko jendetza izan genuen,hauek ikasita datoz iada. Beste aldetik,irteeera honetan lehen aldiz zetozen bolondres ugari ere izan genituzten.


Batzuentzat berritasunaren aurrean egotearen nerbioak, beste batzuen zalantzak eta txangoaren erantzunkizuna zeukaten antolakuntza tentsioak; guzti hauek, bazkari eder baten barreiatu ziren; klimatologikoki, kirolki eta sozialki egun hobeezin batean.

Montes Solidarios bere helburuarekin aurrera jarraitzen du eta dagoeneko proiektu honen bosgarren irteera prestatzen ari gara.



CAS/

La cuarta salida de naturaleza con el departamento de turismo de la Diputación Foral de Álava ha vuelto a superar nuestras expectativas.
Un gran grupo de voluntarios, guías, y acompañantes se dieron cita el pasado domingo día 16 de septiembre para completar la salida programada por la vía verde del Vasco Navarro.

La vía verde del ferrocarril Vasco Navarro, unía la localidad Guipuzcoana de Vergara y la Navarra Estella. Este tren de vía estrecha atravesaba las comarcas de la Llanada Alavesa, montaña Alavesa y Tierra Estella
A su paso por Vitoria Gasteiz, y después de ser acondicionada para caminantes y ciclistas, podemos disfrutar de bellos paisajes por entornos naturales, pero muchas veces poco accesibles o nada para personas con movilidad reducida.

Esta vez hemos hecho la accesibilidad de parte de esta vía verde gracias a nuestros guías y voluntarios y a las herramientas de guiado por montaña en las que somos expertos.

Pero somos gentes de montaña y queríamos darle un punto emocionante a esta vía verde, saliéndonos un poco de ella.


A la altura de Landa y después de pasar su antigua estación decidimos salirnos de esta bonita ruta, para afrontar la subida hasta el monte Isuskitza pasando por hayedos y bosques dignos de película de brujas, magos y seres mitológicos.

Después de coronar la cima de Isuskitza bajamos vertiginosamente con la impresionante imagen del pantano de Ullibarri, para terminar de nuevo en la vía verde del Vasco Navarro, lugar de inicio, y llegar de nuevo a los coches.

Sesenta personas entre guías, voluntarios y acompañantes venidos de diferentes asociaciones como Itxaropena, Beguisare, ATECE y Aspace.
Dos sillas Joëlette con dos pasajeros muy especiales. Gianluca que con tan solo 8 años nos cautivó con su sonrisa y su especial atención a los comentarios de otros niños participantes de la excursión, y Carlos junto a su grupo de amigos y familiares que no dejo de piropear y “vacilar” a algunas de las chicas del grupo, dando nos ratos verdaderamente buenos.


Por otro lado 5 barras direccionales guiando a personas ciegas y con baja visión, destacando el esfuerzo de Oier, Asociado de Itxaropena sordo ciego, con el que hemos interactuado en otras salidas y al que hemos intentado por medio del tacto, hacerle “ver” el tamaño de los árboles que componían estos bosques mágicos.

En Otra barra y aunque no con problemas de visión, nos acompañaba Iñaki, otro asiduo de las salidas de Montes Solidarios, que por su hemiplejía utiliza la barra para apoyarse y así poder caminar el solo.
Tremendo el esfuerzo que este asociado de ATECE (asociación de daño cerebral adquirido de Álava) tuvo que hacer a lo largo de los casi 9 kilómetros del recorrido demostrándonos una vez más que la ilusión mueve montañas y muchas veces resume discapacidades.

Entre nuestro grupo de voluntarios y voluntarias, un buen número de veteranos a los que ya es muy difícil enseñarles nada, y un buen número de nuevos voluntarios que se estrenaban en esta salida.

Lo que comenzó con los nervios típicos por la novedad para unos, la incertidumbre para otros y la tensión organizativa para los que llevaban el peso de la excursión, termino con un agradable almuerzo en un día inmejorable en lo climatología, en lo deportivo y en lo social.


Montes Solidarios sigue con su objetivo y ya estamos preparando la que será la quinta salida de este proyecto.



miércoles, 29 de agosto de 2018

Tour del Mont Blanc 2018. “Guiando los sentidos”

Querer completar un reto, intentar hacer accesible una parte importante de la montaña a nivel mundial, vivir experiencias únicas, compartir con un grupo de amigos sueños e ilusiones… Estas y otras muchas cosas se pasan por nuestras cabezas cuando planteamos retos y trabajamos para conseguirlos.

El Tour del Mont Blanc no es un tour cualquiera. Posiblemente sea el recorrido más mítico e impresionante que cualquier montañero quiera hacer. Pero da igual que sea en los Alpes o en las montañas más cercanas a nuestra casa. Lo importante es vivirlo con la intensidad adecuada y la ilusión necesaria.

Un año de preparativos con diferentes entrenamientos, altibajos entre los miembros del equipo, y bajas importantes, importantísimas de última hora que hicieron aún más exigente la preparación y la culminación del reto.

El día 26 de Julio 12 ilusionados amigos y amigas de Montes Solidarios partían con la intención y la incertidumbre de realizar este ambicioso tour, que en datos se quedaba en 150 kilómetros, 10.000 metros de desnivel y 7 días de convivencia intensa en refugios y albergues de montaña. Francia, Italia y Suiza serían los países que recorrería este Tour junto a nuestros 12 amigos y el guía profesional de la empresa latitud Nómada que les guiaría de inicio a fin.


No es cuestión de incidir en cada etapa, ni de contar detalles del recorrido porque todo fue espectacular. 
Verse rodeado de montañas de más de 4000 metros de altura, glaciares, praderas, montañas rocosas, míticas para escaladores y alpinistas, paisajes típicos en cada vertiente, Francia, Italia, Suiza, sin defraudar nada a nuestros pensamientos e imaginación de cómo podría ser esto…
No es cuestión de contar lo que sufrimos, sudamos, reímos y lloramos, porque pueden que sean cosas normales al afrontar un recorrido exigente como este.

Pero si es necesario resaltar sentimientos, percepciones y pensamientos que pasaron por la cabeza de todos y cada uno de los participantes de esta aventura, y estamos casi seguro que de muchos de los que desde casa nos seguían.

En un principio “guiábamos” a dos personas ciegas o con baja visión. Ellos eran los principales protagonistas y en ellos nos teníamos que centrar. Pero según se acercaba la hora de comenzar y ya estando en los Alpes, las cosas cambiaron.
Jorge y Diego eran dos más. Como Arnaitz, Abel, Sandra, Maialen, Laura, Sergio, Fernando, Javi, Txus, Yosu y Jose. Cada uno tenía su historia personal y particular.


Jorge y Diego necesitaban el apoyo de las barras y los ojos del resto de compañeros, pero los demás necesitaban otras cosas que entre todos ofrecían y complementaban al grupo.

El comienzo fue emocionante pero esa emoción fue creciendo según pasaban las etapas, según ocurrían acontecimientos inesperados, según veíamos como nos recibían y despedían en los refugios donde aplaudían y reconocían el tremendo esfuerzo de Jorge y Diego y la labor del resto de componentes del equipo.


Esa emoción crecía a medida que completábamos y comíamos kilómetros y metros de desnivel, hacíamos cimas y los ojos se llenaban con montañas imposibles. Montañas que solo podíamos imaginar en los cuentos o las postales y fotografías que veíamos por Internet. La realidad superaba la ficción y eso emocionaba y revolvía corazón, estomago, cabeza y todos los sentimientos posibles.
Etapa tras etapa aumentaba esa emoción ya no contenida. Afloraban nuevos sentimientos para algunos nunca antes sentidos por la novedad de juntar esfuerzo, solidaridad, naturaleza…
No podía ser que cada etapa, cada cima superada, cada imagen, llenara tanto. No podía ser que cada noche en la cama recordáramos cada paso, cada imagen cada conversación.
Siempre estaban en los pensamientos de los que allí estaban, el recuerdo de los que se habían tenido que descolgar a última hora por diferentes razones y era por ellos por los que deberíamos guardar todo en nuestra cabeza y corazón con la intención de trasmitírselo de alguna manera al regresar.


Pero todo se termina. Incluso lo más agradable, con lo que mejor nos sentimos. 
Es mejor no decir que se termina, aunque así sea. Igual y aunque suene a tópico, es aquí donde comienza de nuevo, porque ha sido en este Tour donde han nacido muchas más ideas, retos y sobre todo han cambiado muchas cosas en cada uno de los participantes de esta grandísima aventura.
No solamente en lo físico, si no en lo emocional.

Todos Hemos vuelto llenos, con más brillo, con otra visión de la vida y de las montañas, con la idea de ser más capaces para muchas cosas y con todos estos sentimientos y emociones dispuestos a ser trasmitidos y traspasados a quien quiera estar a nuestro lado.

La imagen de la última etapa coronando el ultimo collado con el valle de Chamonix al fondo, la majestuosa silueta del Mont Blanc, y metiéndonos dentro de nosotros mismos reconociendo y recordando todas y cada una de las etapas recorridas en esos 7 fantásticos días, era la guinda del pastel de las emociones.


Es muy complicado expresarse después de vivir, escuchar y ver todo lo que ha pasado. Estamos seguros que las 13 personas que han vivido este reto lo entenderán perfectamente y nos gustaría que cualquiera que leyera esta crónica, así lo sintiera.

Ni los kilómetros, ni el desnivel, ni la dureza y tensión de algunas etapas ha sido lo más destacado en este reto, aunque han tenido su importancia. Una vez más la naturaleza en estado puro, con su grandeza apabullante, nos ha dejado pequeños, pequeñísimos. 
Pero la unión de esta naturaleza única, con las ganas de vivirla y sentirla de un grupo de apasionados montañeros y amigos, han hecho del tour del Mont Blanc de Montes Solidarios, una experiencia única en todos los niveles.
¿El secreto? Humildad y respeto. 
Entrar en un entorno muchas veces hostil como puede ser la montaña, con la humildad suficiente como para darte cuenta de lo vulnerables que podemos ser, y el respeto por el medio ambiente, puede ser la clave para realizarte como persona, montañero y aventurero. Si a eso le sumas una gran dosis de compañerismo, pasión, amistad, solidaridad y más respeto hacia las personas, consigues lo que este gran grupo ha conseguido en 7 días por los Alpes.
“Cumplir sueños” y “Guiar los sentidos”


Este Tour del Mont Blanc es, ha sido y será, algo muy especial para Montes Solidarios y todos los que en el participaron.


Las montañas seguirán allí, esperándonos. Solo tenemos que querer vivirlas al margen de nuestros hándicaps. Puede ser en la montaña más alta o las más lejana, las más cercana, o la más sencilla. Porque la ilusión la llevamos nosotros y lo más sencillo puede ser los más gratificante y lo que más nos llene. ¿Lo importante? Soñar y dejarse llevar por los sueños de otros.

Pincha AQUÍ para ver todos los vídeos


martes, 10 de julio de 2018

SALINAS DE AÑANA Y LAGO DE ARREO / AÑANAKO GATZAGA ETA ARREO LAKUA

CAS/ 

Tercera salida de Diputación Foral de Álava en la que hemos vuelto a demostrar que la accesibilidad depende solo de un poco de actitud.

El valle salado de Añana es un entorno único en el que podemos apreciar cómo se produce sal desde hace más de 6500 años. Las salinas de Añana han sufrido transformaciones, pero en los últimos años y gracias a la ayuda de las instituciones, se están reformando las eras, se ofrecen visitas guiadas donde nos enseñan todo el proceso de fabricación, e incluso se desarrollan actuaciones y eventos en ellas.


Pero estas visitas guiadas y por la dificultad de la orográfica del terreno, se encontraban limitadas para personas con movilidad reducida. Bueno, existe un recorrido adaptado, llano y mucho más corto que el recorrido original.

Cuando nos planteamos hacer esta visita, pensamos que porque no podríamos hacer el recorrido original. Tenemos nuestra silla Joëlette, nuestros guías y voluntarios preparados, y tanto zonas estrechas con piedras, escalones y resaltes, no nos supondrían a penas dificultad.

Se planteó en el centro de recepción de visitas, se inspeccionó el recorrido y nos pusimos con ello.

El día de la visita nos juntamos con 4 barras para guiar a personas ciegas y con baja visión, dos barras más como apoyo a personas con movilidad reducida, y una silla Joëlette.
Voluntarios, guías, acompañantes, y la agradable compañía de Cristina González Calvar, Diputada de fomento del empleo, comercio y turismo de la Diputación Foral de Álava, completaban el grupo de visitantes a este valle salado.

El recorrido por las salinas fue perfecto, completando los más de 800 metros de recorrido atendiendo las explicaciones de nuestra guía particular, y sorteando todos los obstáculos que la naturaleza dentro del valle nos ponía.
Roberto a bordo de la Joëlette no podía creer lo que estaba viviendo. Las personas que solo soltaban las barras direccionales para probar la tremenda salinidad del agua, disfrutaban de las explicaciones, y la propia guía encargada de nuestro grupo, no daba crédito al hecho de completar esta ruta con una persona con movilidad reducida por un recorrido hasta este momento inaccesible para este colectivo.
Todo un éxito.

Pero lo nuestro es la montaña y esta visita que nos resultó tremendamente educativa y bonita nos sabia a poco.

Así que completamos la mañana haciendo el recorrido desde el pueblo de Salinas de Añana hasta el lago de Arreo por una senda en algunos tramos complicada para las personas ciegas y para los que con movilidad reducida quisieron completar.

Todo fue sobre lo previsto. La llegada al lago el posterior almuerzo y el regreso, nos deparo charlas, proyectos, ilusiones y nuevas amistades.

Nosotros teníamos varios objetivos en esta salida.
El primero era mostrar los encantos del valle salado a un grupo de personas de diferentes asociaciones de Álava, que en algún caso sin nuestras herramientas no habrían podido completar.

El segundo demostrar que el recorrido original de las salinas y el sendero hasta el lago de Arreo no tiene limitaciones para Montes Solidarios.


Y el tercero era hacer ver a las instituciones el verdadero significado y esencia de Montes Solidarios.

La diputada Cristina ya nos conocía, pero al comienzo del día creo que nos veía de diferente manera que cuando nos despedimos al terminar.
Seguramente nos equivocaremos, pero creemos que ella no se daba cuenta del trabajo que hay detrás de una humilde asociación de amantes de la montaña y la solidaridad. 
No se daba cuenta de la unión entre guías y voluntarios, y de la buena sintonía con todos los usuarios y acompañantes de las diferentes asociaciones que en esta ocasión estaban con nosotros.

No se daba cuenta de la tremenda responsabilidad que es sujetar una barra y ser los ojos de la persona que guías, o agarrar una silla y poner movimiento a unas piernas que hace años lo perdieron.

Tampoco se daba cuenta de las emociones que se viven desde dentro. Desde esas barras, desde esas sillas. Desde fuera como voluntario y como guía. Desde los acompañantes de las personas ciegas, con baja visión y las personas con movilidad reducida.

Pero eso lo intentamos cambiar, y creo que lo conseguimos.
Porque todo el recorrido de vuelta, La diputada dejo de ser diputa de una institución Alavesa, para pasar a ser simplemente Cristina. Agarrar una barra, y guiar a una persona ciega hasta dejarla en su coche. Sentir esa tensión, esa responsabilidad para ella nueva, y dejarse aconsejar por personas con mucha experiencia en el guiado de personas ciegas.
Cristina se convirtió en voluntaria y recibió su camiseta que así lo acreditaba. Se lo curro y se lo gano. 
Pero lo más bonito es que el resto de asistentes desde un principio tampoco la veían como una personalidad de la política en Álava. Era Cristina, la persona que estaba guiando a Diego por el valle salado. Esa hora larga que estuvo en la parte delantera de la barra, era los ojos de una persona con baja visión. Era una voluntaria más y a la que estaremos tremendamente agradecidos por ser ese día Cristina. Por compartir esta bonita experiencia con nosotros dejando la política de lado, y viviéndola con el corazón y con el sentimiento que siempre sacan las experiencias y las personas de Montes Solidarios.


Gracias ella, a las asociaciones que nos acompañaron y sobre todo a todos los guías y voluntarios de Montes Solidarios que una vez más hicieron un trabajo sobresaliente para acercar un poco más y de una forma muy sencilla, los espacios naturales a un colectivo de personas que no pueden hacerlo habitualmente.


Seguimos con nuestro objetivo “CUMPLIR SUEÑOS”



EUS/   

Arabako Foru Aldundiarekin batera egindako hirugarren irteera honetan, berriro ere, helburuak eskuratzea jarrerararen baitan dagoela frogatu egin dugu.

Añanako gatz harana ingurune paregabea da, non 6500 urtetik hona gatza nola ustiatu den ezagutu ahal dugu. Ingurune honek eraldaketak jasan ditu eta azken urteotan, erakundeen laguntzarekin, larrainak berriztatzen aritu dira, ekoizte prozezuaren bisita gidatuak egiten dira eta kultur ekitaldi eta saioak egiten dira bertan ere.


Ingurune honetan egiten diren bisitaldiak, orografiaren zailtasuna dela eta, mugikortasuna murriztuta duten pertsonentzat mugatuta egon dira. Beste bide egokitu bat badago, lauagoa eta jatorrizkoa baino askoz laburragoa.

Bisitaldi hau egitea erabaki genuenean ibilbidea osotasunean egitea erabaki genuen. Joelette aulkia, gidariak eta bolondresak prest daude beti. Harrizko bideak, eskaloiak etabar ez zitzaizkigun zailtasun haundiak iruditzen.

Gatz haranaren bisita gunean azaldu genuen ideaia, ibilbideari ikuspena egin genion eta asmoarekin aurrera egin genuen.

Egun hartan, itsumena duten pertsonentzat lau gidatze barra genituzten, beste barra bi ikusmen eta mugikortasun urritasuna dutenentzat euskarri moduan eta Joellette aulkia. Bolondresak, gidariak, laguntzaileak eta Cristina González Calvar bidelagun atsegina, Arabako Foru Aldundiaren Emplegu-Sustapen, Merkataritza eta Turismoko diputatua; guzti hauek ginen bisitari gatz haran honetan.

Gatzaganetatik egindako ibilaldia ezin hobea izan zen. 800 metro dituen ibilbidea burutu genuen, bertako gidarien argibideei adi, haranaren barrenean naturak jarritako oztopo guztiak zaiezten genituen bitartean.
Roberto, Joellettearen gainena, bizitzen ari zena ezin zuen sinestu. Gidatze barretan zihoazen pertsonak uraren gazitasuna daztatzeko askatzen zuten barrak, azalpenak gozatzen zuten bitartean. Beste aldetik, bertako gidariak harrituta, mugikortasun urria duten pertsonekin ibilbidea osatzeko gai izatearekin, orainarte beraientzat eskuraezina izan den ibilaldia bait da.



Guztiz arrakastatsua.

Hala ere gure zirrara mendia da; ain polita eta hezigarria izan zen bisitaldia eta gero; gehiagoren gogoz gelditu ginen.

Beraz, goiza beste ibilaldi batekin biribildu genuen, Salinas de Añanako herritik Arreo lakurarteko ibilbidea bete genuen. Itsumena, ikusmen eta mugikortasun urria duten pertsonak zailtasun atalak zituzten bidexka egiteko gogoak bait zituzten.

Aurrez ikusita zegoen bezala igaro zen dena. Lakura iritzi eta armosua hartu genuen. Itzulian elkarrizketak, proiektuak, grinen elkarbanatzeak eta adiskide berriak sortu ziren beste behin ere.

Irteera honetan helburu desberdinak bete genituen.
Lehenengoa, gatz haranaren xarma berezia Arabako erakunde desberdinen pertsonei erakustea, zeinek, gure tresnei esker, ibilbidea burutzeko aukera ematen zaizkie.

Bigarrena, Montes Solidarios elkartearentzat gatzagaken arteko jatorrizko ibilbidea eta lakurarteko ibilaldia mugarik ez daukala zihurtatzea.

Hirugarrena, erakundeei Montes Solidariosen benetako, zakoneko esangura eta mamia azalaratzea.

Cristina diputatuak gu aurretik ezagutzen gintuen, baina egun hasieran nola ikusten gintuen eta amaieran agurtu ginean guganako zuen ikuspuntua aldatu egin zelaren susmoa izan nuen. Agian ez da horrela izango, baina zera uzte dugu: egun horretan mendia eta elkartasuna ainbeste maite duen elkarte txikia garenen lana zein den konturatu zela. Gidarien eta bolondresen harreman eztua, erabiltzaileeen eta laguntzaileen arteko harremanak eta guztion artean zeinen ongi moldatzen garen erreparatzeko aukera izan zuen.

Gidatze barra bat eustearen ardura eta erantzunkisuna, beste pertsona baten begiak izana, Joellette aulkia heldu eta urte askotan mugikortasuna galdu duten hankei mugikortasuna ematearen garrantziaz jabetu egin zela uzte dugu.

Partehartzearen muinean bizitzen diren zirrarak zein indartsuak diren ez zekiela uzte dugu. Guztiak: barrak, aulkiak, bolondresak, gidariak, itsuak, itsumen eta mugikortasun urria duten pertsonak, laguntzaileak… guzti hauek sortzen duten osotasuna


Ezjakintasun hori aldatzea dugu helburu eta lortu genuela uzte dut. Itzulerako ibilean diputatua, iada ez zen diputatua, Critina zen, gu bezalako beste persona bat. Barrari euztea, kotxerarte norbaiti gidatzea, tentzio hori nabaritzea, erantzunkisun berri horri aurre egitea eta esperientziadun pertsonei entzutea, aholkatua izateari uztea… guzti honek Cristina bolondresan bilakatu zuen. Horrela zihurtatzen duen kamiseta eman genion, egindako lanarekin irabazita bait zuen.

Bertaratutakoak ere hasieratik politikari bezala ez zuten hartu. Bera Cristina izan zen, Gatz haranetatik zehar Diego gidatu zuen pertsona. Barraren aurrean igaro zuen ordu luzea beste pertsona baten begietan bilakatu zen. Bolondres bat gehiago. Egun hori eta gero Cristinarekin oso eskertuak gaude. Politika alde batera utzi eta bihotz bihotzez Montes Solidariosen bizipenekin beti sortzen diren zirrara berean izangaitik.

Berari esker, gurekin etorri ziren elkarteei eta batez ere gidari eta bolondresen lan bikainari esker, Montes Solidariozek lorpen berri bat izan du betiko helburua jarraituz: partehartzea ain eskuragarri ohi ez duten kolektibo bati gure naturan murgiltzea.

Gure helburuarekin jarraitzen dugu “AMETSAK BETETZEA”





martes, 5 de junio de 2018

HOY NO PUEDO DORMIR Y ES GRACIAS A VOSOTROS

No puedo dormir. Hoy han sido muchas horas con una familia y sus amigos en el monte.
No puedo dejar de pensar. Se me amontonan los sentimientos, las imágenes, los sonidos y muchas palabras que hemos compartido.
Ha sido duro. Y no me refiero a lo físico porque para eso estamos preparados. Me refiero a lo emocional porque para esto, nunca tienen la suficiente preparación.

Los artículos que aquí compartimos nunca se escriben en primera persona, pera esta vez sí. Si porque a mí igual que a mis dos compañeros que hoy hemos vivido esta historia, nos ha marcado y nos ha afectado.
Sabíamos que sería emotivo, y aunque no se ha demostrado como en otras ocasiones, los sentimientos se podían palpar, oler y escuchar.


Digamos que es una familia cualquiera, porque en realidad así lo es, pero con unos valores y una historia tan dura como enternecedora.
Un matrimonio joven, tres preciosos hijos, pero una de ellas, la mayor, con unas necesidades especiales, o unas capacidades diferentes.
Una lucha diaria contra uno mismo, contra las adversidades y contra algo, no se sabe muy bien contra qué, pero algo muy duro que les hace rebotar una y otra vez, rompiendo todo lo trabajado y haciéndoles comenzar de nuevo.

Esas ganas de que su niña viva plenamente como el resto de familia de todo y de todas las oportunidades de disfrutar de lo único que solo pasa una vez, la vida.


Yo hoy no puedo dormir, pero no sé muy bien por qué. Tengo la necesidad de escribir, de expresarme, pero me cuesta. Todo está dentro, me llena el corazón y me sale por los ojos. No en formas de lágrimas como si de pena se tratara, si no en imágenes de un fantástico día que este gran grupo de amigos nos han hecho vivir.

Hoy me cuesta no pensar en esas imágenes, esos sonidos y los minutos de charla con unos padres que, a pesar de las dificultades, no dejan de sonreír, de querer y de agradecer lo que tienen.

Puede resultar duro, pero hoy he visto felicidad entre ellos. El día a día no me cabe la menor duda que será durísimo. Yo hoy no puedo dormir, pero seguro que ellos tampoco. Estarán pensando cómo organizarse la semana, que nueva actividad podrá ayudar a estimular a su niña, y como harán para que sus hijos pequeños no noten la ausencia en algunos casos de unos padres volcados en la mejora y en el bienestar de su pequeña.
Estas familias que dan la vuelta a la tortilla de una forma sorprendente. Que en vez de dar pena y quedarse parados, sacan lo bueno de todo, y afrontan la vida, la única vida que tienen, con entereza, alegría y sacrificio.


A lo largo del día me he dado cuenta que ante la adversidad, algunas personas, por lo general personas fuera de lo normal, ven lo positivo de una forma increíble. Ellos saben y así lo dicen, que, si su hija no estuviera en el estado que ahora mismo está, no hubieran visto como es “el verdadero amor” de una familia hacia su hermana, sobrina, nieta, prima… La verdadera amistad de esos amigos incondicionales, y el tremendo cariño de otras niñas y niños con diversidad funcional que comparten el día a día con ellos y su hija.
Puede ser duro y no me gustaría que se me malinterpretara, pero he sentido envidia. Envidia sana porque ellos, y solo ellos y personas que viven situaciones similares, pueden apreciar ese amor verdadero. Amor transparente, del de verdad, del que cuesta encontrar y que cuando lo encuentras es para siempre.

Hoy me he dado cuenta de lo afortunada que es Aiora por compartir su vida con Maialen, Mario y toda su familia. Y del tamaño de algunos corazones llenos de lo mejor que en ellos se puede tener. Sencillez y amor incondicional.


Hoy me cuesta dormir, pero me meteré en la cama sabiendo que, aunque somos un pequeñísimo eslabón en una gran cadena, estamos haciendo cosas bonitas. Aunque solo sea por un rato, unas horas, un momento.
Nosotros solo ponemos todo nuestro interés y esfuerzo en acompañar a una familia en un día especial. Intentar ser parte de un sueño y cumplirlo.
Pero indirectamente, y después de felicitaciones, halagos, y palabras que muchas veces nos parecen exageradas, solo podemos dar nosotros las gracias.

Cuanto mejor nos iría si un tanto por ciento más elevado de la población mundial, afrontara la vida con las sonrisas que hoy hemos visto en el monte, la complicidad y sobre todo la sencillez con la que se han comportado y expresado con nosotros.


Ahora voy a irme a dormir acordándome de la conversación con mis compañeros Aritz y Arnaitz en el coche cuando regresábamos a casa. Bueno… conversación. Tampoco ha habido mucha porque los tres estábamos satisfechos, emocionados y un poco en estado de shock.

Hemos vivido y estamos viviendo muchas historias diferentes. Cada una tiene su lado emotivo, duro y gratificante. Nos cuesta acostumbrarnos a tanto sentimiento, pero, sobre todo, agradecemos que nos hagáis participes de tanta ilusión.

Hoy no puedo dejar de sentir ese tacto con Aiora, una niña frágil pero tremendamente fuerte, que no sé muy bien si ha apreciado la montaña a la que la hemos acompañado. No sé muy bien si nos escuchaba cuando la hablábamos, ni si sentía nuestro tacto cuando la tocábamos o si ha apreciado el beso de despedida que le he dado cuando estaba en los brazos de su padre, seguramente que sí, que lo habrá apreciado todo, pero lo que no me cabe ni la menor duda es que Aiora hoy ha sentido la emoción y la alegría liberada de unos padres que han visto completar una ilusión igual a priori muy difícil, pero que con un poco de esfuerzo y una buena actitud, han sido capaces de cumplir.


Estamos aquí para lo que queráis. Ya sabéis que no podemos llegar a todos ni todas las veces que nos gustaría, pero estoy muy seguro que el destino nos volverá a juntar.

Me siento muy orgulloso y honrado por haber compartido con vosotros un buen día de montaña, que en definitiva es lo que me apasiona. Se me quedan imágenes, sonidos e incluso música de trikitixa y cánticos de montañeros, guardada en ese hueco mágico de mi corazón que se va llenando y llenando sin saber dónde está el fondo.

El objetivo ya no solo es cumplir sueños, si no… tener objetivos.

Yosu Vazquez.

miércoles, 30 de mayo de 2018

PARQUE PROVINCIAL DE GARAIO-KO PARKE PROBINTZIALA

/CAS/ Es repetitivo, pero es cierto. Cada salida que hacemos es especial o por lo menos nuestros usuarios lo hacen especial

Ésta vez hemos podido observar la diferencia de niveles, de esfuerzos, de capacidades, y de lucha personal. 

Tras los primeros minutos de preparativos y después de organizar los grupos, recibimos a la Diputada Foral de Fomento del empleo, Comercio y Turismo de la Diputación Foral de Álava Cristina González Calvar, que estuvo observando cómo nos organizamos, como atendíamos a las personas que después disfrutaran de la salida, y como es el grupo de guías y voluntarios de la asociación.


Aunque de primeras la niebla no nos dejaba ver en su plenitud el lugar donde estábamos, poco a poco y según avanza el recorrido y la mañana, se podría apreciar la belleza del lugar.

El parque provincial de Garaio, en Álava, nos ofrece un recorrido llano, bonito y disfrutón para nuestra silla Joëlette y para las barras direccionales. Diferentes pasarelas entre zonas húmedas, caminos, pistas y parcelarias que rodean una parte de este embalse.


Cinco barras y 6 personas entre ciegos y personas con baja visión, dos sillas Joëlette y una quinta barra para otra persona con una hemiplejia que le impide mover bien su brazo y pierna derecha, por lo que utilizaría esta barra como apoyo.
 ATECE (asociación daño cerebral adquirido), Retinosis pigmentaria Begisare Araba, la ONCE, Itxaropena (asociación Alavesa de personas con baja visión), Eginaren Eginez (asociación de personas con discapacidad física), y Grupo deportivo Zuzenak, son las asociaciones que esta vez han podido disfrutar de este entorno.

Algunos de los usuarios de las barras, gente joven, fuertes físicamente y con muchas ganas de ejercicio intenso, se empezó a destacar en el ritmo e incluso llegando a correr en algunos tramos.
Las sillas a un ritmo adecuado sin dificultad técnica y atendiendo en todo momento a los usuarios de esta herramienta. Y en la barra adicional, un tremendo luchador que conseguiría completar los 13 kilómetros del recorrido sin quejarse, sufriendo en algunos momentos, pero con un tesón y unas ganas fuera de lo normal.


El día perfecto en lo climatológico. El recorrido bordeando el embalse sin dificultad técnica, y el grupo de guías y voluntarios disfrutando de su labor.

Los usuarios contentos, los familiares felices, y las personas que nos íbamos cruzando por el camino, sorprendidos al ver el grupo.

El parque provincial de Garaio nos ofrece diferentes recorridos y sendas que nosotros esta vez hemos conseguido hacerlos accesibles para ciegos y personas con movilidad reducida, sin tener que modificar nada de lo ya existente.


Uno de nuestros objetivos es concienciar y educar a las personas para que el entorno no se modifique. Que seamos nosotros los que aprendamos el manejo de diferentes herramientas de guiado que se pueda hacer de algo imposible, algo sencillo, inclusivo y divertido.

Os esperamos en la siguiente.





/EUS/  Behin eta berriro esaten dugu, baina hala da.
Egiten dugun irteera bakoitza berezia da…edo behintzat gure erabiltzaileek berezia izatea lortzen dute.

Oraingo honetan bakoitzak dituen maila ezberdinak, gaitasunak eta bestelakoak ikusteko aukera izan dugu.

Hasierako antolakuntzaren ondoren, taldeak prestatu eta gero, Cristina González Calvar (Arabako Foru Aldundiaren Emplegu-Sustapen, Merkataritza eta Turismoko diputatua) gure artean egon zen. Bertan, nola antolatzen garen, irteera egingo duten pertsonekiko ardurak eta betebeharrak zernolakoak diren eta gure gidari taldea eta bolondres taldea nolakoa den ikusi ahal izan zuen. 

Nahiz eta hasiera batean lainoek tokia bere osotasunean ikustea galarazi ziguten, pixkanaka, ibilbidea eta goiza aurrera egiten zuten heinean, lekuaren edertasuna haintzat hartzeko aukera izan genuen.


Arabako Garaioko parke probintzialak ibilbide laua eskaintzen du. Aproposa, polita eta oso gozagarria Joelette aulkirako eta gidatze-barretarako. Pasabide ezberdinak igaro genituen, urtegia inguratzen dituzten gune hezeen, bideen, pisten eta lursaileen artean egin genuen txango zoragarria.

Lau gidatze-barra, itsutasun eta ikusmen baxua duten sei pertsonentzat. Bi Joelette aulki eta beste bostgarren gidatze-barra bat, emiplegia batek beso eta hanka erasatutako mugikortasun urridun persona batentzat euskarria izan zena. 

ATECE, Begizare, ONCE, Itxaropena, Eginaren Eginez eta Zuzenak izan dira oraingo honetan ingurune honetaz gozatu ahal izan duten elkarteek.


Gidatze-barretan zihoazen erabiltzaile batzuk gazteak eta sendoak izanik,ariketa bizirako gogo askorekin zetozela nabarmentzen hasi ginen, erritmoa arina zen eta tarte batzuetan korrika egitera heldu ziren ere.
Aulkietako taldeak lasai-lasai dihardun zuten bidean, zailtasun teknikorik gabe eta beti erreminta hauen erabiltzaileei harreta eskainiz. Beste aldetik, gidatze- barra gehigarrian, adorez eta gogoz 13 kilometrotako ibilbidea osatu zuen borrokalari izugarria zihoan. Inoiz kexatu gabe, nahiz eta une batzuetan sufrituz jarraitzen zuen bidea.

Eguraldia oso lagungarri izan genuen. Zailtasun teknikorik gabeko urtegiko ibilbidea betetzea lortu genuen; gidariak eta bolondresak atsegin hartu zuten beraien lana.
Poztasuna zen nabarmen, senideak ere zoriontsu, eta bidean zehar elkar topatu genituen pertsonak ere txundituta, horrelako talde berezia ikusterakoan.


Garaio probintzia-parkeak ibilbide desberdinak eskaintzen ditu. Oraingo honetan ikusmen urriduna edo itsutasuna duten eta mugikortasun urria duten pertsonekin batera txangoa egitea lortu dugu, berez bidea den bezala, ezer aldatu behar izan gabe.

Gure helburuetako bat ingurunean aldaketarik egin gabe naturaz gozatzearen heziketa da. Ezinezkotzat hartzen dugun zerbait, gidatze erraminta eta pertsonei esker; erraza, inklusiboa eta dibertigarria den zerbait lortzeak motibatzen gaitu.

Hurrengoan gurekin etortzera animatzen zaituztegu!




miércoles, 23 de mayo de 2018

ISABEL

Todos tenemos la sensación de estar siempre esforzándonos casi a diario, pero cuando conoces gente que de verdad lucha...

Llamémosla Isabel (por ejemplo). Supongamos que un grupo de amigos quiere retomar esas salidas montañeras que tantas veces han hecho y que por la enfermedad de “Isabel” han tenido que dejar de disfrutar con ella.
Pongamos el nombre de un monte emblemático para Isabel. San Tirso podría ser…

Pero dejémonos de suposiciones y seamos realistas.

Isabel apenas puede mantenerse en pie. Su estado físico se ha deteriorado en los últimos años y la idea de subir a este precioso monte de Álava es una locura.
De alguna forma conocieron la asociación Montes Solidarios y la idea de volver al San Tirso con Isa, se fue haciendo cada vez más palpable.


Y así fue. El 20 de mayo del 2018 un grupo de amigos montañeros se propusieron disfrutar de nuevo de una salida de montaña en equipo, como lo hacían todos los sábado y domingos y con Isabel claro.

La protagonista estaba nerviosa pero con una gran ilusión por volver a pisar esa montaña que tantas veces antes había subido. Los guías y voluntarios de Montes Solidarios emocionados y también nerviosos por el acontecimiento. Y el grupo de amigos y acompañantes de nuestra usuaria alegres y dispuestos a ayudar en lo que fuera.

Las cuestiones técnicas fueron las de cualquier salida de Montes Solidarios, pero la carga emocional a la que nos sometíamos era en algunos momentos muy intensa.
La dureza de las rampas de subida nos dejaba claro que no sería fácil, pero la compenetración del equipo y los ánimos de los acompañantes nos ayudaban a seguir.
La sonrisa de Isabel y su hilillo de voz nos dejaba ver que estaba disfrutando, y con eso las duras pendientes se convertían en llano. 

En lo climatológico, el día perfecto, la llegada a la campa del bonete de San Tirso impresionante dejando Álava a nuestras espaldas, y abriendo la vista a la Rioja.


La alegría de Isabel nos llegó a todos los asistentes. Emoción, abrazos, charlas, almuerzo y todo lo habitual en una salida entre amigos al monte.
Isabel y sus amigos habían vuelto a revivir esos paseos por la montaña que tanta vida les ha dado.

Seguramente por la cabeza de nuestra protagonista pasaron muchas cosas, muchas imágenes, muchos sentimientos que en algunos momentos de la bajada nos dejó ver.

No puedo dejar de pensar en ese momento que ella nos hizo parar para mostrarnos y explicarnos con su fina voz saliendo desde lo más profundo de su corazón y haciendo un gran esfuerzo por hacerse entender, la imagen de una cruz de hierro que con el paso del tiempo había sido engullida por el árbol donde había sido colgada.
Estoy seguro que Isa estaba deseando que llegara ese momento para verlo, recordar, hablarlo, y emocionarse como se emocionó.


Fue un momento muy bonito, duro y que nos dejó a todos los que estábamos cerca sin palabras.
Las lágrimas de Isa no sabemos si eran de alegría por volver a ver algo tan curios, de tristeza por la dureza del momento que está viviendo, o de agradecimiento por tantas emociones.

Yo sí que sé que el resto de personas que allí estábamos, por un instante nos pusimos en su piel, nos emocionamos y vimos que la lucha tiene que continuar día a día, minuto a minuto.

Isabel nos dejó a lo largo del recorrido varios momentos de emoción donde mezclaba carcajadas con llanto. Donde se apreciaba su alegría y tristeza al mismo tiempo.

A pesar de no conocerla bien, viendo su frágil y delgado cuerpo, todos nos llevamos la sensación de la tremenda fortaleza de esta montañera. De la capacidad de lucha y sacrificio que está demostrando, y del fantástico espíritu de superación digno de una persona hecha de otra pasta. Seguramente pasta moldeada y forjada por su unión con la montaña y alimentada por un envidiable grupo de amigos que han hecho realidad un sueño para ella inalcanzable.

Isabel debe de estar orgullosa por lo que tiene a su alrededor. Nosotros estamos tremendamente agradecidos por esa mañana de domingo que seguramente no se nos olvidara con facilidad.


De hecho, ya no recordamos el esfuerzo que tuvimos que realizar, ni las gotas de sudor que en algunos momentos caían. No tuvimos cansancio ni sensación de tenerlo. Pero sí que recordaremos siempre, una sonrisa, unas lágrimas, una mezcla de ambas cosas, ese hilillo de voz, esa amistad entre montañeros, y esa mirada de agradecimiento con unos ojos donde se podía apreciar cansancio, pero muchas ganas de seguir luchando.

Isabel, nos diste una lección de vida. Nunca dejes de luchar, de soñar y de emocionarte cuando sea necesario. Cuenta con Montes Solidarios para lo que sea. Nuestra pasión es la montaña y nuestro objetivo...CUMPLIR SUEÑOS